seguir este blog por e-mail

derechos

domingo, 4 de abril de 2010

En el recreo

Este invierno con tanto días de lluvia no han podido disfrutar todos los días de la arena del patio.
Jugar con arena estimula sus sentidos proporcionándoles numerosas experiencias perceptivas y les ayuda a madurar en coordinación motora.Por otro lado cuando caen al suelo siempre lo hacen en sitio blando y esto evita la posibilidad de hacerse heridas.Y sobre todo disfrutan mucho, se lo pasan en grande con las palas, los botes y las carretillas.
Eso si al llegar a casa hay que pasarles la aspiradora!